CERTIFICADOS DE BUENA EJECUCIÓN DE CONTRATOS.

Los certificados de buena ejecución de contratos.

La experiencia de las empresas u operadores económicos que se presenten a licitaciones, tiene que estar avalada por certificados de buena ejecución de contratos. Estos certificados sirven a las empresas contratistas para acreditar su solvencia técnica, para poder concurrir a las licitaciones públicas, tanto de ámbito nacional como internacional. Un certificado de buena ejecución no es más que un documento firmado por la dirección facultativa o el promotor/cliente (o por ambos) de una obra, servicio o suministro realizado por la empresa donde se especifica:

  • Qué obra/servicio/suministro se ejecutó (título de la obra, servicio o suministro, descripción).
  • Lugar.
  • Cuándo se empezó y acabó la obra, servicio o suministro.
  • Qué importe -sin impuestos- tuvo la obra, servicio o suministro.
  • Y si todo se hizo bien, con normalidad y a plena satisfacción.
  • Firma, sello empresa cliente y fecha.

 

En el caso de que la empresa vaya a concurrir a una licitación, podría resultar conveniente acompañar el certificado de buena ejecución con una “ficha” de la obra, servicio o suministro donde se describa esta y pueda apreciarse que se trata de una obra/servicio o suministro  similar a la del objeto del contrato.

Por ello, es conveniente solicitar estos certificados siempre al final del trabajo realizado, para tenerlos archivados y poder presentarlos en las licitaciones a las que en un futuro la empresa vaya a presentarse.

 

Ampliación información:

“Orden del Ministro de Fomento, de 30 de Enero de 2018, por la que se aprueban las instrucciones para la expedición de certificados de ejecución de contratos celebrados al amparo de la legislación de Contratación del Sector Público”.

Deja un comentario