EL PARLAMENTO VASCO APRUEBA UNA LEY PARA QUE LOS CONTRATOS PÚBLICOS INCLUYAN CLÁUSULAS SOCIALES.

El Parlamento vasco ha aprobado este jueves la ley para la inclusión de cláusulas sociales en la contratación pública, con la que se pretende garantizar unas condiciones laborales dignas a los trabajadores de empresas que prestan servicios a las instituciones. El texto, apoyado por todos los grupos salvo EH Bildu, que lo considera insuficiente, ha recibido las críticas de LAB. De hecho, varios representantes sindicales han sido expulsados del pleno por una protesta.

El debate sobre esta ley, aprobada este jueves por el pleno de la Cámara vasca, se inició con la presentación de una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) por parte del sindicato ELA, que estaba avalada por 110.000 firmas ciudadanas. A través de la norma, se pretende garantizar que los trabajadores de empresas que acceden a contratos públicos estén amparados por unas condiciones laborales dignas.

El texto, entre otras medidas, establece que en los pliegos de requisitos para acceder a estos contratos se incluyan requerimientos de carácter «social», como la obligación de dar trabajo a colectivos desfavorecidos como los parados de larga duración, a discapacitados el impulso de medidas de formación o la promoción de la igualdad entre sexos.

Salarios

Se incluye la obligación de que las empresas que se presentan a un concurso público indiquen en su propuesta el convenio colectivo que aplicarán a sus trabajadores. En esta línea, en los pliegos de cláusulas de estas convocatorias públicas se indicará que a lo largo de toda la ejecución del contrato, la empresa adjudicataria deberá abonar a sus empleados «el salario recogido en el convenio» correspondiente.

La ley también regula la contratación de terceras empresas por parte de las compañías adjudicatarias, que -en todo caso- deberán asumir la responsabilidad «total» de la ejecución del contrato con la Administración.

El parlamentario del PNV Norberto Aldaiturriaga ha asegurado que con este texto se pretende acabar con la «inaceptable» situación de precariedad que sufren algunos trabajadores. De todas formas, ha reconocido que se trata de una ley elaborado «con los pies en el suelo».

Una ley «viable»

Desde El PSE-EE, Bixen Itxaso ha hecho una reflexión similar, al afirmar que lo que se ha aprobado es «el único texto viable» dada la actual correlación de fuerzas en el Parlamento vasco.

La parlamentaria de EH Bildu Belén Arrondo, por el contrario, ha denunciado que esta ley «no sirve para proteger» a los trabajadores, ni cumple «ninguno de los objetivos recogidos» en la ILP original.

La parlamentaria del PP Nerea Llanos, que solo ha intervenido en el turno de explicación de voto, ha asegurado que su partido «siempre» ha estado de acuerdo con la inclusión de cláusulas sociales en la contratación pública.

Después del debate, y antes de que se iniciara la votación del texto, varios delegados del sindicato LAB que seguían la sesión desde la tribuna de invitados han lanzado gritos de reproche a los partidos que han aprobado la ley.

Este grupo de sindicalistas, que ha lanzado octavillas al salón de plenos, ha denunciado que se ha perdido una «oportunidad» para proteger a los trabajadores, y ha advertido de que, pese a este texto, continuará imponiéndose la «precariedad» desde las empresas.

Fuente: El Correo.

Deja un comentario