FOMENTO FIJA 11,86 MILLONES DE LICITACIÓN PARA OBRAS EN VÍAS DE LA ZONA OESTE LEONESA.

Igualmente, la cartera autonómica prevé sacar a concurso los trabajos en ocho carreteras de la provincia, con un presupuesto de 8,46 millones de euros.

La política inversora de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente vuelve a poner el foco en las carreteras de la Comunidad, tras años de ajustes para concentrar los recursos en la lucha contra incendios o las actuaciones del ciclo del agua. 2016 está marcando un cambio de prioridades, con un volumen a licitar que casi triplica la media de los últimos cuatro años en este departamento, que ha puesto ya en marcha el proceso de contratación de casi el 60 por ciento previsto para este ejercicio.

La Consejería ha engrasado la maquinaria interna de la Dirección General de Carreteras e Infraestructuras que tendrá que buscar contratista en este ejercicio para al menos 35 grandes contratos, que superan los 86,45 millones. Para hacer frente a esta carga de trabajo, este área ha designado a los miembros de la Mesa de Contratación que actuarán con carácter permanente en los procedimientos de contratación que se tramitarán de acuerdo al bloque de actuaciones prioritarias definido para este mandato.

Fomento, que ha consignado casi 50 millones para inversiones reales en carreteras, puso en marcha a principios de este año el proceso para adjudicar cuatro macrocontratos para las carreteras autonómicas de cuatro provincias. El objetivo de estos expedientes, que suman un montante de 50,8 millones, es asegurar las condiciones de viabilidad y seguridad, especialmente en invierno, así como todo tipo de emergencias o situaciones de urgencia que se puedan producir en la red viaria.

El departamento de Juan Carlos Suárez-Quiñones pretende dejar cerrada en los próximos meses la conservación hasta 2020 de unos 4.600 kilómetros de vías de titularidad autonómica en Ávila, Palencia, Valladolid y León -zona oeste-. La Consejería ya ha recibido las ofertas de las empresas interesadas en estos cuatro contratos millonarios, que se valorarán en función de criterios cuantificables mediante juicios de valor, pero también a través de diferentes fórmulas sobre el precios y las mejoras planteadas, que deberán estar listas a finales de 2018.

El calendario fijado por Fomento para estas inversiones, que representan seis de cada diez euros comprometidos para este año, prevé que el próximo mes, en concreto los días 2 y 23 de marzo, se abran los sobres con los detalles de las ofertas económicas, con las que las empresas competirán para hacerse con estos trabajos, que tienen un plazo de ejecución de 48 meses. De hecho, según los datos de la Cámara de Contratistas de Castilla y León, las bajas de adjudicación alcanzan de media en la Comunidad el 30 por ciento, lo que reduciría a unos 35 millones el desembolso de la Consejería.

Una vez que la Dirección General de Carreteras e Infraestructuras tenga toda la documentación comenzará el análisis de las ofertas para eligir a las cuatro empresas que se encargarán de prestar este servicio, que la Junta no licitaba desde 2012, cuando logró adjudicar los cuatro expedientes en 33,69 millones. Previsiblemente, el proceso de contratación no finalizará hasta principios de verano, cuando la Junta ya podría firmar la orden de adjudicación de estos contratos.

Inversiones en conservación

Las inversiones en conservación suponen en Castilla y León un gasto elevado para las administraciones, ya que la Comunidad es la autonomía con la red más extensa ya que su longitud supera los 32.760 kilómetros, lo que representa casi el 20 por ciento de toda España. De ellos, la Junta gestiona 11.286,9 kilómetros, frente a los 5.233 de titularidad estatal y los casi 16.000 de la red provincial.

Así, para los 1.058 kilómetros de la zona oeste de León, ha fijado un presupuesto de licitación de 11,86 millones.

Firmes

En paralelo, Fomento tendrá que poner en marcha todo el procedimiento para sacar a concurso 31 actuaciones en este ejercicio, que supondrán intervenir en casi 340 kilómetros de las nueve provincias, con una factura total de casi 35,6 millones de euros. Se trata en su mayoría de obras para mejorar los firmes de vías autonómicas, así como para facilitar la movilidad viaria y reforzar la seguridad de algunos tramos o puntos urbanos de elevada intensidad viaria.

La Consejería, que mantiene como prioridad en la conservación y mantenimiento, ha programado actuaciones para este año en los firmes, la seguridad vial y la señalización, para intervenir en tramos de concentración de accidentes y puntos negros. De hecho, entre las principales obras, figuran los 3,6 millones de la LE-413 de Villadangos a Valcabado del Páramo (N-VI).

Fomento prevé sacar a concurso los trabajos en ocho leonesas, con 8,46 millones de euros.

Fuente:  Leonoticias

Deja un comentario