UN MODELO “PRO PYME” DE LICITACIÓN.

Compartir
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
918343_1

Obras de ejecución de un comedor en un centro escolar extremeño. Imagen de archivo. Foto: El Periódico

Los empresarios esperan que la Junta cierre en dos semanas el documento que favorecerá que las pequeñas empresas de la región puedan acceder a más procesos de licitación.

Los empresarios de la región esperan contar este mes con un documento que permita a las pequeñas empresas acceder a procesos de licitación hasta ahora inalcanzables. Es la clave de la reivindicación que a finales del 2015 trasladaron a la Junta de Extremadura y que el presidente Guillermo Fernández Vara se comprometió a abordar, junto a los servicios jurídicos, para salvaguardar la libre concurrencia que debe imperar en la contratación pública. Desde entonces se han producido varios contactos entre la confederación de empresarios (CREEX) y el Ejecutivo, con la mediación de la junta consultiva de contratación.

“Se está llevando con mucha cautela porque el Ejecutivo autonómico debe salvaguardar la legalidad y el ordenamiento jurídico que afecta a las valoraciones a realizar objetivamente en una licitación pública”, explica Francisco Javier Peinado, responsable de la CREEX que está participando en la redacción del documento que recogerá lo que esperan que se convierta en “una normas básicas de obligado cumplimiento para todos los procesos de licitación que haga la Junta de Extremadura, no solo en obras, sino también en servicios”

En el documento que los empresarios trasladaron a la Junta en 2015 incidían en dos cuestiones: que el 60% de los contratos con la administración acababan en empresas que no eran extremeñas y que muchas de las que tienen su actividad en la región no podían acceder a buena parte de los concursos por ser de pequeña dimensión (el 90% de las empresas de Extremadura son pymes). Sobre esas dos cuestiones se está trabajando en la puesta en común entre empresarios y Administración en la que, como recalca Peinado, “no se trata de excluir a nadie y que solo trabajen las empresas extremeñas, sino de intentar favorecer que la pequeña empresa también pueda estar”, algo que ahora no es fácil, porque dependiendo de la forma de licitación o los criterios de valoración para esa adjudicación hace que no tenga opciones. “Queremos es que al menos estén en igualdad de condiciones con otro tipo de empresas que van a seguir viniendo a licitar igualmente”, señala.

Los empresarios ponen como ejemplo el contrato de proveedor único que sacó el Ejecutivo de Monago para abaratar costes en los comedores de los 27 centros dependientes del Sepad y que fue adjudicado a una única empresa por más de 19 millones de euros. El gobierno regional defendió entonces que se lograba ahorrar un millón de euros, pero los empresarios criticaron que se ahogaba a decenas de empresas de la región que habían asumido hasta ese momento el contrato de víveres.

LOTES “El criterio económico puede resultar muy favorable para la hacienda pública, porque por la economía de escala vamos a conseguir un precio muy favorable, pero eso tiene un recorrido muy corto, porque lo que nos estamos ahorrando toda la sociedad lo podemos estar pagando a través de empresas locales o regionales se estén quedando sin trabajo, lo que va a redundar en disminución de negocio y destrucción de puestos de trabajo, que supondrán al final menos ingresos… Los 10 que te estás ahorrando en principio se traduce en 30 por el coste que tienen desde el punto de vista social”, relata Peinado.

Precisamente lo que persigue la demanda de los empresarios es que no vuelva a suceder lo que entonces ocurrió y que se regularice la fórmula de los lotes, que da cabida a las pequeñas empresas en estos procesos. Valoran la disposición del ejecutivo de Vara a buscar la fórmula de favorecerlo “dentro de la legalidad”, recalca.

El texto podría estar en dos semanas y sería de obligado cumplimiento tras su publicación en el DOE. Será el primer paso de otros que pretenden dar desde la patronal que, con el aval de la Administración regional, esperan iniciar después una ronda de contactos con ayuntamientos y diputaciones, para reclamarles “una especial sensibilidad con el tejido empresarial de la región”.

Fuente: El Periódico Extremadura

Deja un comentario